domingo, 23 de setembro de 2012

Aquella casona (poema de Ana Maria Chaparro)


Despliego mis alas al cielo,
para surcarlo en mi vuelo,
que me llena de recuerdos,
los pisos crujientes de madera,
el olor a pan recién horneado.

Las risas, los sueños,
las picardías a escondidas,
esas que compartíamos
con hermanos, con primos,
mientras en la vetusta
ardían insolentes los leños.

Cuando el atardecer desplegaba
sus impensados colores,
sentados frente a ella
como asombrados espectadores,
verla pintarrajeada por los ocres,
naranjas y rojizos que nos anunciaba
la llegada de la noche.

Estoy después de largos años
sentada frente a ella nuevamente,
con el mismo asombro de aquellos tiempos,
pero con el dolor de ver
que ya no la pintan celestiales colores.

Ana María Chaparro

Nenhum comentário:

Postar um comentário

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...